Tormenta de agua en Calasparra

SONY DSC

La tormenta caída ayer ha dejado en Calasparra hasta 21 litros de agua por metro cuadrado aunque,  al tratarse de una tormenta,  los datos varían de dependiendo de la zona de recogida de los datos. Por suerte no ha caído granizo en la localidad, a diferencia lo que ha ocurrido en Jumilla y Yecla.

Y es que las previsiones meteorológicas se cumplieron y una fuerte tromba de agua y granizo descargó en la tarde de este martes en las comarcas del Noroeste y el Altiplano por lo que la Aemet activaba para la alerta amarilla.

La zona de Calasparra ha sido una de las más afectadas por la tormenta que descargó una importante cantidad de agua en pocos minutos. Posteriormente, la tormenta, que presentaba aparato eléctrico y ha sido generalizada en las zonas cercanas a la provincia de Albacete y de la Vega Alta del Segura, se ha desplazado a Jumilla y Yeccla que se han llevado la peor parte al dejar una fuerte granizada. La fuerza con la que ha caído la granizada ha ocasionado importantes desperfectos en vehículos allí, también en el campo. Pérdidas que las organizaciones agrarias están valorando. El presidente de UPA, Antonio Moreno, ha dicho hoy en Radio Calasparra que la lluvia ha sido beneficiosa para el campo siempre y cuando no venga acompañada de granizo, aunque en este caso todo dependerá de con qué fuerza salga el sol  para hablar de daño en la fruta.

La Policía Local ha informado de que las precipitaciones no han causado ningún incidente  en la localidad.

 El vídeo que ayer se pudo ver en TVE, aunque grabado por un calasparreño, no corresponde al municipio, está recogido en Jumilla, de ahí la confusión

Deja un comentario