Primer intento fallido de acercar posturas entre Comunidad de Regantes del Argos y ARDEVAS

La primera reunión convocada por el Ayuntamiento para acercar posturas y rebajar la tensión entre la Comunidad de Regantes del Embalse del Argos y ARDEVAS ha fracasado. Las dos partes, convocadas por el Ayuntamiento, no se sentaron finalmente a la misma mesa por divergencia de criterios en las condiciones en las que se iba a desarrollar el encuentro.

Para ARDEVAS,  condición indispensable era la presencia de los medios de comunicación en el transcurso de la reunión y que las televisiones locales grabaran y emitieran todo lo que allí se expresara “para que no hubiera lugar a dudas” manifestaba el presidente de la entidad, Alonso Torrente.

Por su parte,   la Comunidad de Regantes del Embalse del Argos se  oponía a esta exigencia por considerar que la presencia de los medios podría poner más tensión al encuentro y no favorecería el tono cordial y de entendimiento con el que se había fraguado la reunión. Para Antonio Abellán, presidente de la Comunidad de Regantes del Argos, la información que se daría sobre lo acordado en la reunión sería puntual, clara y transparente.

A pesar de que Jesús Navarro, alcalde del municipio,  se comprometía ha levantar acta con la presencia de la secretaria del Ayuntamiento y ha ofrecer declaraciones públicas antes y después de la reunión, para ARDEVAS no fue suficiente y finalmente optaron por retirarse.

Jesús Navarro, alcalde del municipio, ha manifestado que no tira la toalla y que seguirá en su empeño en acercar posturas que calmen el clima de tensión que se ha generado en las últimas fechas en Calasparra. También añadía que convocará a las asociaciones por separado con el mismo objetivo.

Deja un comentario