“No hay motivos para el optimismo, pero si para la esperanza”. Jesús Navarro mantiene una reunión sobre Conservas Fernández

Foto aérea Calasparra

Foto aérea Calasparra

El alcalde del municipio, Jesús Navarro, acompañado del primer teniente de alcalde, José Vélez, ha acudido esta semana a una reunión a la consejería de Industria, Empresa e Innovación para conocer la situación actual de Conservas Fernández tras la decisión del juzgado de nombrar un administrador judicial. Y es que el instructor del caso considera que en este punto «no es conveniente confiar la administración de las empresas Mediterra Alimentación, Halcón Foods y Conservas Fernández al imputado (Joaquín Navarro Salinas)», por lo que lo aparta de cualquier responsabilidad en la gestión y nombra un administrador judicial.

 En la reunión, que ha contado con la presencia del consejero de Industria y el director del INFO,  Jesús Navarro  se ha interesado por el futuro de la conservera y de las posibles propuestas  para reabrir la factoría. Navarro ha manifestado que aunque por ahora no hay ninguna empresa que en firme se haya interesado, el nombramiento del administrador judicial abre una puerta, una posibilidad de futuro para la conservera que en la década de los 90 significó uno de los motores económicos del municipio.

Navarro también ha adelantado que solicitará una reunión con el administrado judicial al que pedirá que se tenga en cuenta con la mayor celeridad posible a los trabajadores a los que aún se les adeudan indemnizaciones.  Al mismo tiempo,  desde el Ayuntamiento,  se hará un exhaustivo seguimiento del asunto y se pondrá todo el interés en encontrar una empresa que pueda reabrir la fábrica, ha añadido el alcalde.

En noviembre de 2008, la empresa Conservas Fernández de Calasparra presentó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la extinción de los contratos de la totalidad de la plantilla, que ascendía a 311 trabajadores y trabajadoras, de los cuales, 34 eran fijos y 277 eran fijos discontinuos. Todo ello «con el argumento de inviabilidad de la misma por razones económicas, organizativas, técnicas y de producción».Desde la mencionada fecha muchos trabajadores siguen aún esperando que se les abone la indemnización que les corresponde.

Deja un comentario