Marina Heredia trae su espectacular Navidad granadina a Calasparra

La cantante granadina Marina Heredia ofrecía anoche un soberbio recital en Calasparra dedicado a la Navidad y compuesto, fundamentalmente,  por villancicos de la tradición granadina. Un concierto sofisticado, pero a la vez cercano y cargado de virtuosismo,   en el que la cantaora apareció con un impresionante estilismo, elegante y flamenco,  difícil de superar. La artista, que no escatimó a la hora de derrochar arte y sentimiento por los cuatro costados, cantó como una reina y acabó poniendo al público en pie, reivindicando su puesto entre las mejores intérpretes de flamenco de las últimas décadas.

A su lado,  un cuadro flamenco y unos músicos de categoría, entre los que destacaba el maestro Curro Albaicín,  que hizo suyo aquello de “¡no se pué aguantar!”. Poderío y arte a raudales en sus recitados, bailes y chascarrillos dejaron claro al público que estaba ante “la memoria artística viviente de Granada”, como lo definió la propia Marina. El cuadro lo completaban José Quevedo, a la guitarra; Paquito González, a la percusión, así como cuatro palmas-coros: Víctor Carrasco, Ana Heredia, Fita Heredia y Anabel Rivera.

Un lujo contar con un espectáculo así en Calasparra.

 

 

Deja un comentario