Casa Granero del Conde del Valle de San Juan

La Casa Granero está situada en la calle Mayor, esquina con la calle San Sebastián, y se ubica frente a la Torre del Reloj, siendo una de las arquitecturas más destacadas de Calasparra.

La Casa Granero es un edificio de estilo neoclásico que fue mandado construir, como reza la inscripción de su portada, por el conde del Valle de San Juan en 1808, y es actualmente la sede de la Oficina de turismo de Calasparra.

Ocupando una superficie de 929 metros cuadrados se levanta este edificio que ofrece al visitante una curiosa mezcla de estéticas en toda su construcción. Debemos tener en cuenta, para entender este contraste, que la función del edificio era doble, debía albergar una casa y al mismo tiempo debía ser granero.

Arquitectura

Dividido en dos plantas y ático a modo de desván, exceptuando la estrecha fachada de entrada, el resto del edificio, y en especial la fachada que da a la calle San Sebastián, nos muestra claramente su carácter de almacén, sencillos vanos enrejados a lo largo de la fachada se enmarcan dentro de la austeridad de todo el edificio.

En su interior, un patio separa y al mismo tiempo comunica los dos ámbitos del edificio, el granero y lo que en tiempos sería el domicilio familiar.

En su exterior podemos apreciar la división de los distintos pisos. Dos ventanales enrejados flanqueando la puerta principal- de dos hojas de madera-, tres balconadas en el primer piso, rematadas con dinteles rectos y salientes, y tres ventanales enrejados pequeños en el tercero nos muestran la división de esta arquitectura de sobriedad castellana, sin mostrar más elemento decorativo que las ménsulas de piedra y las máscaras con guirnaldas del tercer piso.

La puerta de entrada está enmarcada con un dintel de piedra y se corona con una inscripción con escudo de armas que nos recuerda la fecha de construcción del edificio, así como el nombre y títulos de su patrocinador.

Como tantos edificios privados, a últimos de este siglo pasado (s. XX) ha sido recuperado para aumentar el patrimonio arquitectónico civil de Calasparra y de la Región de Murcia.

Hoy es sede de la Oficina de Información Turística, y su diseño neoclásico sobresale de las demás edificaciones de la Calle Mayor.

Historia

Debido a las desamortizaciones del siglo XIX, el poder político y económico de las villas principales del territorio peninsular pasó de manos de las Ordenes Religiosas a grandes propietarios y oligarcas que solían asumir la dirección de los concejos municipales. Muchas de las propiedades de la Iglesia acabaron siendo vendidas al mejor postor, y puede que este fuera el caso de la zona donde se ubica esta Casa Granero, ya que su fecha de construcción, 1808, nos remite a las vicisitudes de este período histórico.

La Casa Granero perteneció a la familia y herederos del Conde del Valle de San Juan hasta el año 1978, fecha en la que fue adquirida por el Ayuntamiento de Calasparra. Una vez que la acción municipal dispuso de ella, la acomodó y rehabilitó, con un proyecto del arquitecto Francisco Martínez Llorente, para formar parte del patrimonio de la villa y ser disfrutada y admirada por quienes viven y visitan la ciudad.

La adquisición de este edificio por el Ayuntamiento de Calasparra se consideró histórica, dado su valor patrimonial. Posteriormente, en 1995, el Ayuntamiento pudo beneficiarse también del amplio archivo que el conde había recopilado, y en el que se pueden estudiar documentos a partir del siglo XIV. Con el actual acondicionamiento del Molinico, también antigua propiedad de los Condes del San Juan, estos documentos formarán parte del futuro Archivo Municipal de Calasparra

.casagraneroescudo

 

casagranerotrasera

Deja un comentario