La jugadora de fútbol, María Hernández Martínez, recibe apoyo y cariño durante el último partido de la temporada

La jugadora de fútbol, María Hernández Martínez, ha recibido el apoyo y el cariño de su equipo, entrenadores y afición, durante el último partido de la temporada para los infantiles celebrado este sábado en el Municipal de la Caverina. El Ayuntamiento, a través del edil de Deportes, Jordi Arce, entregó a la portera del equipo calasparreño una placa en reconocimiento al trabajo realizado durante estos años, siendo la única futbolista femenina.
Si nada lo remedia, la próxima temporada María no podrá seguir jugando con su equipo, atendiendo a la normativa de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia, que no permite equipos mixtos más allá de la categoría Infantil, y al no existir equipo cadete femenino en Calasparra.
El edil de Deportes, ha explicado que desde el Ayuntamiento harán todo lo posible para que María pueda seguir jugando en Calasparra con su equipo.

El caso de María recuerda al de Andrea Ródenas, futbolista en edad cadete del San Rafael de Ibiza el pasado año. Entonces, el Parlament balear aprobó, por unanimidad, una moción en la que se recogía una expresa regulación legal que permitiera a la mujeres en Baleares competir en equipos mixtos más allá de la edad escolar y en todas las categorías, a excepción de las de ámbito nacional.
Resultado partido: 3-0, frente al Bosco de Cieza.

Deja un comentario