La Guardia Civil desmantela un invernadero de marihuana en una nave industrial

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘CASTIVERDE’, una investigación orientada a perseguir el tráfico de drogas en Calasparra, que ha culminado con la desarticulación de un invernadero clandestino de marihuana, donde han sido incautadas un centenar de plantas, cuatro kilos de cogollos, así como los útiles necesarios para su cultivo indoor.

Cuatro personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, además de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició cuando la Guardia Civil sospechaba de la existencia de una plantación clandestina de marihuana, ubicada en una nave sita en un polígono industrial del municipio de Calasparra.

La Benemérita estableció una serie de discretos dispositivos de vigilancia que centraron la investigación en un almacén que, a priori, pasaba desapercibido entre el resto de empresas de la zona.

La labor de investigación permitió constatar que al lugar acudían, con cierta frecuencia, dos personas –vecinas de la pedanía murciana de Espinardo– posiblemente encargadas de las labores de mantenimiento de la plantación desde su cultivo, hasta su recolección y secado.

Enganche ilegal a la red de suministro eléctrico

Además, los agentes verificaron que la nave había sido conectada ilegalmente a la red eléctrica, con el objetivo de suministrar, fraudulentamente, la energía necesaria para abastecer de luz y de ventilación el cultivo intensivo de marihuana.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha puesto en conocimiento de la autoridad judicial el resultado de la investigación, por lo que ha sido autorizado el correspondiente mandamiento de entrada y registro que se ha saldado con la incautación de 103 plantas de cannabis sativa, cuatro kilos de cogollos de marihuana, así como de los útiles necesarios para su cultivo interior (lámparas halógenas, ventiladores, extractores de aire, aparatos de aire acondicionado, bombas de agua y mangueras de riego).

La operación ‘CASTIVERDE’ ha culminado con la detención de cuatro personas –varones, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 41 y 47 años– a los que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, además de defraudación de fluido eléctrico.

Los arrestados, la droga y los efectos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz (Murcia).

Fuente: Prensa Guardia Civil

Deja un comentario