La Concejalía de Medio Ambiente continúa alerta ante el mosquito tigre

La Dirección General de Salud Pública y la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Calasparra, continúan alerta ante la posible presencia del mosquito tigre en nuestro término municipal.

Desde el pasado mes de Junio, se lleva a cabo un seguimiento, en distintos parajes de la localidad, con el objetivo de rastrear la presencia de un insecto capaz de transmitir enfermedades como el dengue, la malaria o el virus zika.

Ricardo García, titular de Medio Ambiente, es el encargado de revisar, cada 15 ó 30 días, las dos zonas, que han ido variando durante estos meses, con un total de 4 trampas.

En la actualidad, en la Región de Murcia, 31 de los 45 municipios han confirmado la presencia del mosquito tigre. De momento, las muestras recogidas en Calasparra, han resultado negativas.

Este Sistema Regional de Vigilancia del Mosquito Tigre, continuará desarrollándose también durante el próximo 2019. Una iniciativa pionera en España que ha permitido la puesta en marcha del laboratorio de vectores que funciona a pleno rendimiento en la Arrixaca.

Los datos sobre la presencia de este insecto se reciben a través de una novedosa plataforma en el laboratorio de vectores, ubicado en los laboratorios del Servicio de Microbiología y Parasitología del hospital clínico universitario Virgen de la Arrixaca.

  • Recomendaciones:

El mosquito tigre surge de las larvas que viven en pequeños acúmulos de agua que permanece estancada al menos una semana. Además de causar molestas picaduras, este insecto es capaz de transmitir enfermedades como el zika, el dengue, o el chikungunya.

Estos insectos suelen picar principalmente al atardecer y amanecer. Para evitar su presencia, se recomienda vaciar cada semana los recipientes que acumulen agua o tapar herméticamente los que no se puedan vaciar, poner boca abajo los recipientes que puedan acumular agua de lluvia, evitar acumulaciones de agua en sumideros y canaletas y aplicar lejía o agua muy caliente para desinfectarlos todas las semanas, así como mantener las piscinas y balsas limpias y correctamente cloradas.

Es aconsejable, además, instalar mosquiteras en ventanas y puertas y usar repelentes específicos para la piel. En el caso de picadura, hay que lavarla y aplicar un desinfectante, y si persisten las molestias, acudir a un médico.

Deja un comentario