José Ramón García Marín. Un prometedor flautista lleno de virtuosismo

El Auditorio de Calasparra acogía este jueves el debut del flautista José Ramón García Marín, que contó con un padrino de excepción, el pianista calasparreño y actual director de la Escuela Municipal de Música, Francisco Javier García Ríos, su tío.

Ya lo dice el refrán “De casta el viene al galgo”. Lo de este joven calasparreño, de tan solo 14 años, es mezcla de genética, pasión por la música, esfuerzo y todo el apoyo que recibe de sus más allegados. El resultado: un músico en ciernes con mayúsculas. Gran puesta de largo con la que ha demostrado que va camino de convertirse, si sigue esta progresión, en uno de los flautistas más prometedores del panorama nacional y, quién sabe, seguir la estela de nuestro más afamado músico, José Moreno “el Morenico”

Heredero de los dones de una raza de músicos, “los Donates”, el virtuosismo no le falta, y el talento y las cualidades tampoco. Una grata sorpresa la que se llevó el público congregado en el Auditorio, que pudo comprobar que esfuerzo, maestría, dedicación y juventud sí que pueden ir de la mano. Todo un ejemplo.

Gran velada y gran concierto que, seguro, recordaremos por mucho tiempo.

El recital cerraba la XXII Semana Cultural de la Real Cofradía de San Juan Evangelista y la Dolorosa de Calasparra.

Deja un comentario