Ismael Cuevas logra la III Espiga de Plata.

El novillero malacitano se impuso al alicantino Daniel Palencia y al manchego José María Arenas
El malacitano Ismael Cuevas, ganó ayer la tercera edición Espiga de Plata para novilleros sin picadores, imponiéndose al alicantino Daniel Palencia y al manchego José María Arenas.

Con ganado de Los Chospes, de aceptable presencia y juego desigual, los tres novilleros salieron a cara de perro, lo que facilitó un espectáculo espléndido para el cuarto de plaza que presenció el festejo. Difícil lo tuvo el jurado para dar ganador a Cuevas, cuatro orejas, frente a José María Arenas, tres. Ambos, de diferente corte, derramaron entrega en diversas fases de su labor, con muletazos de torería y empaque.

A Daniel Palencia le correspondió un lote difícil, toreó con exquisitez a su primero, quedando sin trofeos por el fiasco con la espada. El cuarto novillo de la tarde fue imposible, un manso rajado y complicado que no dio opciones; sin embargo, Palencia, dejó hechuras de buen torero. José María Arenas, tira de los novillos con temple y trazó las suertes con empaque y torería, y el vencedor salió a rompecaldera. En el sexto novillo se fue a portagayola, dio dos lances en los medios, genuflexo y relajado, y con la franela se sacó al astado al centro de la plaza e instrumentó tres tandas de muchos quilates; luego el toro se fue a tablas pero todo estaba hecho y la Espiga estaba conseguida.

Deja un comentario