Filiberto conquista Cehegín. Juan Gabriel se va de vacío

filiberto cehegin

Salida a hombros. Foto: Raspa

Interesante novillada de inicio de temporada la celebrada ayer en Cehegín.

Los triunfadores fueron Filiberto y Fernández de la Torre. Ambos salieron a hombros por la puerta grande, mientras David Fernández también pudo hacerlo si no llega a fallar con la espada en el tercero.

 Juan Gabriel, en el novillo de su reaparición no pudo hacer nada .No tenía un muletazo,  muy parado y quizá fue excesivamente castigado en el caballo. En el cuarto, un novillo muy cuajado y muy “en Núñez”,  Juan Gabriel no se acopló, no lo vio y lo despachó rápido. Su labor fue silenciada, quizá le pudo la inactividad de estos años.

Filiberto salió con mucha fuerza en su primero, con un recibo de capote que ya anunciaba su predisposición. Estuvo templado, ajustado y manejando ambas manos bien. Quizá alargó la faena demasiado y falló con la espada. Tras cinco pinchazos fue fuertemente ovacionado dando la vuelta al ruedo.

En su segundo, su actuación comenzó accidentada: un novillo que sembró el miedo nada más salir de toriles saltando limpiamente al callejón y cayendo sobre el banderillero “El Maera”, al que no corneó pero sí provocó diversas magulladuras. Acto seguido, el astado avanzó por la manga e hirió en el muslo derecho al calasparreño y  alguacilillo de la plaza,  Román Merino.

Merino sufrió  una herida de tres trayectorias, dos de 20 centímetros y una más de 15. Además, una tercera persona tuvo que ser trasladada a la enfermería del coso, con múltiples contusiones. Merino fue atendido en la propia plaza y se recupera en su domicilio.

Parte médico del alguacilillo,  Román Merino: «Herida por asta de toro en la cara posterior interna del muslo derecho con tres trayectorias de 20, 20 y 15 centímetros que ocasionan diversos destrozos musculares».

Acto seguido, el novillo derribó al caballo cogiendo de mala manera al picador…

Filiberto,  después del revuelo que se había vivido en la plaza,  puso la calma con la muleta. Volvió a brindar al público y consiguió recetarle tres tandas de derechazos muy ligados y otras tantas de naturales ralentizadas, si bien el novillo fue apagándose poco a poco.  Novillo incierto puesto que no dejó en toda la faena de mirar al novillero. Firmeza del calasparreño que tras recetarle un extraordinario estoconazó le cortó las dos orejas.

Por su parte,  David Fernández cortó un trofeo después de realizar una faena que caló en los tendidos a su primero, mucho valor y predisposición ante el mejor novillo de la tarde y fue ovacionado en su segundo.

Fernández de la Torre le tocó un eral de vuelta al ruedo, con la que fue premiado el de Pereda, pero ante un buen toro tiene que haber un buen torero, y el de Cehegín lo entendió a la perfección. Se llegaron a contar en el tendido 123 muletazos de un novillo que no se cansó de embestir por abajo. Dos orejas,  y una en el que cerró plaza,  le permitieron acompañar en la salida a hombros a Filiberto.

Ficha del festejo:

Plaza de Toros de Cehegín.(1/3 de plaza, unos 1500 espectadores). Novillada con caballos mixta.
Seis utreros de Pereda y “La Rosaleda”. Destacaron tercero y  cuarto, este,  premiado con la vuelta al ruedo y séptimo. Al resto le falto fuerza y fondo. Sexto peligroso y mirón.

Juan Gabriel, casi entera. Saludos. Media en buen sitio. Silencio.
Filiberto,  cuatro pinchazos y estocada caída. Aviso. Vuelta. Estoconazo, dos orejas.
David Fernández, Tres pinchazos y estocada. Aviso. Vuelta. Pinchazo, y dos estocadas.Oreja.
Fernández de la Torre, estocada caída. Dos orejas. Dos pinchazos y estocada. Oreja.
Filiberto y Fernández de la Torre a hombros. Muchos aficionados de Calasparra y los alcaldes de ambas localidades Pepe Soria y Jesús Navarro compartieron burladero.

 *Crónica: Letras

Deja un comentario