El Centro de Salud dispondrá de cámaras de video-vigilancia.

El Servicio Murciano de Salud instalará en otoño cámaras de seguridad en ocho centros de salud para evitar agresiones a los profesionales y garantizar la seguridad de los propios pacientes. Sanidad ha elegido los centros de Cieza, Espinardo, El Palmar, Águilas Sur, Calasparra y San Antón e Isaac Peral en Cartagena. Las cámaras de los ocho edificios estarán conectadas a través de una red con un centro de control que se ubicará en el Hospital Reina Sofía. Con el tiempo, todas las instalaciones sanitarias de la Región contarán con este sistema de vigilancia, que será desarrollado por el equipo de Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Universidad de Murcia.

De momento, se ha decidido empezar por estos ocho centros por su especial peligrosidad. En Isaac Peral, por ejemplo, se registraron el año pasado cuatro agresiones a profesionales. Esta medida se combina con la presencia de guardias de seguridad privada en 23 centros de Atención Primaria.

Los refuerzos en los sistemas de seguridad forman parte de las medidas dispuestas en el plan contra las agresiones, que se puso en marcha en 2005. Ahora, médicos, enfermeros, celadores y otros trabajadores pueden notificar los ataques físicos o verbales que sufren a través de la web. En el 2006 se denunciaron mediante este mecanismo 269 agresiones (32 físicas y 137 verbales). Mientras, en lo que llevamos de año han sido agredidos 112 profesionales. En 19 casos se ha tratado de ataques con uso de la violencia física, y nueve de ellos han terminado en los juzgados. Los médicos se han llevado la peor parte, con 42 denuncias, seguidos de los enfermeros (25) y los auxiliares de enfermería (17).

Tras notificar la agresión sufrida a través de la web, el Servicio Murciano de Salud debe ofrecerles, según lo establecido en el plan, atención psicológica e incluso jurídica.

Deja un comentario