Detienen a un violento individuo cuando pretendía agredir a su expareja

machetes

La Guardia Civil de la Región de Murcia y la Policía Local de Calasparra detuvieron el pasado domingo, 11 de marzo, a una persona como presunta autora de los delitos de quebrantamiento de orden judicial de alejamiento, atentado y lesiones a agentes de la autoridad y amenazas de muerte en el ámbito familiar. El arrestado ha ingresado en prisión preventiva y dos policías locales y un guardia civil han resultado con heridas de diversa consideración.

Los hechos se produjeron a primera hora de la tarde del domingo cuando el vecino de una finca, sita en una céntrica calle del municipio de Calasparra, alertaba a la Policía Local del desorden público causado por un individuo que se encontraba en los aledaños del inmueble, gritando y golpeando un vehículo.

Simultáneamente, una mujer, vecina del mismo inmueble, avisaba a la Guardia Civil de la presencia de su exmarido, en actitud violenta, junto a su domicilio.

Al lugar se desplazó, en primera instancia, una dotación de la Policía Local con el objetivo de verificar los hechos, identificar al sospechoso y restablecer la seguridad ciudadana.

En el momento de su llegada fueron sorprendidos por un individuo que, armado con un cuchillo de caza, se abalanzó sobre el vehículo policial antes de que los agentes pudieran apearse y, mientras intentaba introducirse en el habitáculo, los amenazó de muerte al tiempo que forcejeaba con uno de ellos con intención de apuñalarlo, con el arma blanca, en la zona abdominal.

El agente sobre el que se estaba cometiendo la agresión sujetó con la mano la hoja del machete, para evitar un fatal desenlace, mientras su compañero descendía del vehículo para abordarlo desde fuera.

Una patrulla de la Benemérita acudía simultáneamente al lugar y tras una rápida intervención, los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local lograron reducir al agresor, retirarle el arma y detenerlo, no sin antes resultar herido uno de los guardias civiles por diversas contusiones.

El policía local tuvo que ser atendido por heridas incisas en la palma de la mano y en un muslo, ocasionadas por el detenido con el machete.

La Guardia Civil verificó que sobre el arrestado pesaba una orden de alejamiento respecto de su exmujer, si bien esa tarde, después de numerosas llamadas telefónicas a la víctima, decidió acudir al domicilio de forma violenta, intentó acceder golpeando la puerta y, finalmente, continuó sus amenazas de muerte, ya en la vía pública, golpeando el vehículo estacionado de uno de sus hijos.

Al arrestado varón, de 55 años y vecino de Calasparra se le atribuye la presunta autoría de los delitos de quebrantamiento de orden judicial de alejamiento, atentado y lesiones a agentes de la autoridad y amenazas en el ámbito familiar.

Sobre el detenido existen cuatro denuncias previas, formuladas por la víctima, por supuestos delitos de malos tratos en el ámbito familiar.

El arma intervenida resultó ser un machete de caza de 20 cm. de hoja perfectamente afilada.

El detenido, el arma blanca intervenida y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz (Murcia), quien ha ordenado su ingreso en prisión preventiva.

Fuente: Ministerio del Interior

coche

Leave a Reply