Construyendo la paz desde las aulas

Escolares de los centros educativos de Infantil y Primaria de Calasparra se han sumado este martes a las concentraciones que se han llevado a cabo en todo el planeta con motivo del Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

El acto, celebrado en la plaza de la Corredera, ha incluido bailes, la lectura de un cuento por la paz, canciones en defensa de una sociedad más justa y respetuosa con los derechos humanos, consignas contra la violencia y la lectura de un manifiesto por parte de la directora del CEIP Nuestra Señora de la Esperanza, Salomé Zapata, que este año ha sido el centro encargado de su organización. Un acto que ha servido para recordarnos que, a ser pacífico y respetuoso, también se aprende.

Mientras todo esto pasaba en Calasparra, desde Siria llegan los ecos de las bombas que no cesan, al igual que no lo hacen en Yemen, Afganistán o Sudán del Sur, entre otros lugares. Ciudades y pueblos donde los niños no han podido celebrar este día. En contraste, lejos de estos conflictos, los escolares de Calasparra han vuelto a unir sus voces para intentar llegar allá donde impera la violencia, dando así aliento a quienes no tienen su suerte. Todo un ejemplo en un día memorable que nos recuerda que, los niños son el colectivo más vulnerable pero, a la vez, el que puede emprender el cambio que nos lleve a construir un mundo más justo y sin violencia.

Deja un comentario